Accidentes En Tiendas Comerciales

¿Alguna vez se ha resbalado y caído bajando con su carrito de compras por la rampa del estacionamiento del supermercado? ¿Conoce a alguien que haya sido “sepultado” por una pila de productos precariamente colocados en un estante, al tratar de tomar alguno de ellos? ¿Ese pavimento húmedo del pasillo de congelados le jugó una trastada a uno de sus seres queridos?La respuesta a cualquiera de esas preguntas probablemente sea afirmativa, y eso se debe a que las tiendas comerciales son espacios donde fácilmente cualquier persona puede sufrir un accidente, ya sea cliente, visitante, o empleado del establecimiento. Caídas, tropiezos, resbalones, golpes, torceduras, fracturas… los accidentes en tiendas comerciales son un problema de todos los días, y sus consecuencias pueden ser muy serias.

Tropezar y caer no es tan gracioso, (aunque a veces lo parezca)

Sí, de acuerdo. En ocasiones, aparatosos resbalones y rocambolescas caídas arrancarán risas en algunos poco empáticos espectadores, y todos —alguna vez— hemos sido protagonistas o testigos de algún bochornoso traspié. Pero esos accidentes pueden tener secuelas que no son para nada graciosas.

La realidad es que el asunto de los resbalones, los tropiezos y las caídas accidentales es un tema bastante serio; tanto, que los accidentes de caída han sido señalados por la Organización Mundial de la Salud como un auténtico problema de salud pública. De hecho, las caídas accidentales son la segunda causa de muerte no intencional a nivel mundial. Sabiendo eso, ya no parece tan gracioso, ¿verdad?

No, no da risa porque, además, según los números que maneja el Instituto Nacional para la Seguridad de Pisos(National Floor Safety Institute o NFSI) en los Estados Unidos, la causa principal de lesiones—tanto de clientes como de empleados— en el sector minorista, son los accidentes de resbalón y caída, y según sus estimaciones ello le cuesta a la industria más de 20 mil millones de dólares al año. Y lo que es aún peor, se espera que cada año más de 8 millones de estadounidenses acudan a una sala de emergencia hospitalaria por causa de una caída accidental. Y de entre ellos, tanto como 33 mil moriráncomo consecuencia de ese suceso. En otras palabras, cada año alrededor de 33 mil estadounidenses fallecen tras haber sufrido una caída accidental. Son cifras que tal vez nos hagan prestar más atención a los pasos que damos.

Las sorpresas que no desearías encontrar en un centro comercial

Los centros comerciales son, sin la menor duda, excelentes opciones para hacer las compras, para pasar un rato de esparcimiento con la familia, para tomar un café con los amigos, adquirir víveres, ropa, calzado, entretener a los niños y muchísimas cosas más. La facilidad de encontrar en un solo espacio un sinfín de opciones, productos, servicios y soluciones, es algo que ciertamente apreciamos; y más en la Florida, donde los centros comerciales compiten para brindarnos lo mejor de lo mejor a todos sus usuarios. 

Sin embargo, en los centros comerciales (así como en cualquier otro espacio al que tenga acceso el público), los accidentes suceden. Cuando algún operario se olvidó de colocar el cartel de pavimento mojado, puede causar resbalones y caídas a un peatón desprevenido; cuando una alfombra o tapete se suelta, puede ocasionar que alguien tropiece y caiga; cuando una escalera mecánica no posee el mantenimiento adecuado, puede llegar a ocasionar serias heridas. Lo mismo pasa con los ascensores, montacargas, puertas automáticas. Y no olvidemos barandillas o pasamanos inexistentes o en malas condiciones en pasillos elevados y escaleras, o suelos y pavimentos extremadamente pulidos que —aunque hermosos— no son anti resbalantes. 

Tal vez se trata de espacios no aptos para soportar el peso de gran número de personas que pueden terminar derrumbándose; o salidas de emergencia que han sido bloqueadas, conduciendo a grandes catástrofes. La lista de peligros y amenazas que podrían esconderse tras la practicidad, comodidad y atractivo de un espacio comercial, puede ser impactante.

Pero, atención: con este artículo no pretendemos que deje de visitar los centros comerciales, sino que entienda que los accidentes pueden ocurrir donde sea, sin importar quiénes somos ni la ocasión. Lo importante es que usted sepa cómo proceder si usted o uno de sus seres queridos sufre una caída o cualquier otro accidente en una tienda o espacio comercial. Y esto es:

Consulte de inmediato un abogado especializado en accidentes en tiendas

Los abogados DLE Lawyers para accidentes en tiendas son profesionales altamente capacitados para el manejo de este tipo de siniestros. Son abogados especializados, porque conocen al dedillo la legislación específica que rige la materia, la jurisprudencia que nace de la resolución de los conflictos llevados a tribunales, los derechos de las víctimas, las instancias donde acudir obrando en resguardo de sus intereses… en fin, son los profesionales idóneos para asesorarle y despejar cualquier duda que usted tenga con relación al suceso y sus consecuencias. Si usted ha sufrido un accidente en una tienda, lo más probable es que tenga derecho a percibir una justa indemnización. Pero tal vez no sepa ni por dónde comenzar, ni a quien reclamar, mucho menos sepa hasta dónde llega la responsabilidad del agente responsable de acuerdo con la ley. 

Por ejemplo, ¿sabía usted que los gastos ocasionados por la atención médica cuando ocurrió el accidente y la pérdida de salarios por incapacidad deben ser cubiertos por la parte responsable? ¿Sabe cómo y a quién exigir la compensación monetaria? ¿Sabe calcular los daños y perjuicios?Si no lo sabe, no se preocupe. Los abogados de accidentes en tiendas sí que lo saben y serán ellos quienes se ocupen de llevar debida y satisfactoriamente su reclamación. Los abogados para accidentes de tiendas hablarán con los responsables, se pondrán en contacto con las aseguradoras, recopilarán las evidencias para soportar el caso, y darán todos los pasos necesarios para defender sus derechos e intereses, judicial o extrajudicialmente.

Si usted o un familiar ha sufrido un accidente en un espacio comercial, confíe en la capacidad profesional de un abogado especializado en accidentes en tiendas. No se arrepentirá.

(305) 363-7855