Abogado de accidentes en Westchester

Westchester es el condado con mayor cantidad de personas dentro del estado de New York, en los Estados Unidos.  Su fundación se remonta al año 1683 durante el primer contacto de los colonizadores europeos (que provenían de Alemania). Posteriormente fue habitada por nativos de la zona y se incorporó a los 12 primeros condados de lo que actualmente es New York. Cuenta con 980.000 personas.  Pero lo que nos trae en este artículo es algo diferente a como se formó la ciudad. Te ayudaremos en caso de que tu o tus familiares hayan presentado un accidente, indicándote los procederes y las leyes que te protegen.

Contar con el apoyo de un abogado en caso de accidente es más que vital. Sabemos que luego de un hecho de tal magnitud la persona puede quedar confundida, y llena de miedo. Adicionalmente los familiares tendrán que lidiar con largos trámites en el seguro y otras entidades para lograr solventar a medias el problema. Recuerda que un accidente no solo acarrea daños físicos, sino también psicológicos y económicos. Por ende la persona podría quedar en terapia por días, meses o incluso años en los niveles más graves de secuela. Lo que se busca con el abogado es que tramite el conjunto de procesos con la aseguradora, recopile pruebas y negocie con las autoridades para obtener una indemnización pertinente.

Las pruebas de un accidente pueden marcar un antes y un después en un caso, por eso ayude a agilizar el proceso anotando los nombres, teléfonos y otros datos de los testigos oculares.  Además tome fotografías del lugar de los hechos, donde se pueda identificar las negligencias del dueño de la tienda, lugar público y escenario en general. En caso de que sea un suceso de colisión entre dos o más automóviles, cerciórese de tomar fotos a los daños que ha sufrido su propiedad.

Considere tomar fotografías y todo tipo de pruebas durante un accidente en Westchester para agilizar el caso

Si la persona negligente en caso de accidente de tránsito pretende huir del lugar, ocurre lo que comúnmente se conoce como “Hit and Run”. En New York y el condado de Westchester en específico, ocurren una gran cantidad de estos casos. Lo peor de todo es que la persona que se vaya del lugar de los hechos puede obtener condenas de entre 5 a 10 años de cárcel, dependiendo de la gravedad de los daños que haya cometido.

Si usted es el negligente en el caso también debe acudir a la ayuda de un abogado. Esto es escencial ya que los montos que deba pagar si es encontrado culpable deben ser verificados por un experto que conozca el baremo vigente en el condado. De lo contrario las exigencias de su demandado podrían acarrearle costos tan altos que su aseguradora podría aportarle un porcentaje relativamente bajo de ello.

Otros tipos de accidentes a parte de los que mencionamos también pueden ocurrir. Si en una zona pública el alumbrado no es lo suficientemente bueno, puede ocasionar tropezones con obstáculos y causar serios daños a la integridad física de la persona. Escaleras y otras zonas también pueden ser especialmente peligrosas y se debe prestar mucha atención. Aunque aparentemente en este tipo de casos no haya negligentes, recuerde que la construcción de los lugares públicos queda a cargo del ayuntamiento y por ende, su responsabilidad es pagar todo daño o perdida siempre que sea demostrable.

(305) 363-7855