Si hay un tipo de accidente de tránsito cuya probabilidad de ocasionar heridas a los ocupantes del vehículo se acerca al 100% de los casos, es el accidente en motocicleta. Sí, sufrir un accidente de esas características es un asunto muy serio, y eso no es de extrañar: cuando se combinan altas velocidades y virtualmente ninguna protección verdaderamente efectiva para los motociclistas, lo extraordinario es que estos no resulten seriamente lesionados en caso de ocurrir un accidente. La ocurrencia de muertes y lesiones por accidentes en motocicleta son más comunes de lo que pudiéramos esperar; así que para todos los que hacemos uso de las carreteras valdría la pena saber qué hacer en caso de enfrentarnos a un accidente de tránsito donde está involucrada una moto. Pero, primero, conozcamos las estadísticas que aportan los investigadores.

Los números en 2 ruedas

Según los expertos, los usuarios más vulnerables de las carreteras son, junto con peatones y ciclistas, los motociclistas. Así lo corrobora la Organización Mundial de la Salud mediante su reporte Seguridad de los Vehículos de Motor de Dos y Tres Ruedas, publicado en 2017, cuando expresa que dicho medio de transporte es el responsable de más de 286 mil muertes cada año, a nivel mundial. Eso equivale a más o menos el 23% del total de víctimas fatales ocasionadas por accidentes de tráfico en todo el mundo.

Aquí en los EE.UU., con base al inventario del año 2016 llevado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), las motos representaron apenas el 3% de los vehículos registrados y un pequeñísimo 0,6% en el conteo de millaje total de todos los vehículos en América. Sin embargo, de acuerdo con los datos manejados por dicho organismo, la tasa de letalidad para los motociclistas fue de 6 veces la tasa de letalidad registrada para los ocupantes de automóviles. Y si se desglosa por tipo de vehículo, los decesos de motociclistas fueron cerca de 28 veces más frecuentes que para ocupantes de otros tipos de vehículos involucrados en accidentes automovilísticos durante el año 2016. 

Todo esto nos lleva a concluir, sin asomo de duda, que el desplazarse a bordo de una motocicleta puede considerarse una actividad de alto riesgo. Emocionante, divertida, irreverente, pero muy peligrosa. ¡Quizás por ello es tan popular entre los adictos a la adrenalina!

Entonces, ¿qué hacer si tenemos un accidente de moto en carretera?

Bien sea porque de alguna manera eres participante del accidente (como responsable o como víctima), o bien sea porque como transeúnte presencias un accidente de tránsito que involucra motocicletas, hay algunas cosas que podemos y debemos hacer en estos casos:

  • Mantener la calma. (Se dice fácil, pero no siempre lo es). Lo primero que debes hacer es mantenerte tan calmado como sea posible. Los nervios pueden conducirte a tomar decisiones erradas, a cometer imprudencias; así que calmarse es fundamental. Respira hondo y trata de evaluar la situación. Una mente obnubilada aumenta todos los riesgos.
  • Estaciona el vehículo. Si tu vehículo está implicado, o no lo está pero deseas prestar ayuda a los accidentados, detén la marcha y colócalo a un costado de la vía, tratando de no obstaculizar el flujo vehicular de los demás usuarios del camino. Si es de noche, deja las luces encendidas. Activa también las luces intermitentes o de emergencia, eso permitirá que los demás conductores se percaten del accidente y minimizarás los riesgos de que empeore la situación. 
  • Procura socorrer a las víctimas. Tanto si te encuentras directamente involucrado en el accidente, como si has sido testigo de lo sucedido o si casualmente pasas por el lugar donde ha ocurrido un accidente de moto, procura prestar auxilio a los heridos. Intenta proteger a los niños, asegurar a las mascotas, ocuparte de los ancianos y discapacitados que viajaban en los vehículos. Si bien es cierto que generalmente se aconseja no mover a los heridos, hay situaciones excepcionales y de fuerza mayor que ameritan hacerlo. Por ejemplo, debes tomar acciones si las víctimas se encuentran en, debajo, o junto a un vehículo en llamas; si el vehículo implicado (automóvil o moto) está a punto de desplomarse por un barranco, o si ha caído al agua… Haz uso de tu sentido común y sopesa los riesgos vs los beneficios de trasladar o mover a una víctima lesionada. De igual manera, no le quites el casco a un motociclista, a menos que sea estrictamente necesario, pues corres el riesgo de ocasionarle lesiones de tipo cervical. 
  • Llama a los servicios de emergencia. ¡Pide ayuda sin demora! Comunícate con los servicios de emergencia de inmediato y proporciona información relevante que permita agilizar el rescate de las víctimas. Mantente comunicado y sigue al pie de la letra las instrucciones que te sean impartidas por las autoridades con relación al manejo de las víctimas, las medidas de seguridad a tomar y cualquier otra recomendación que te hagan. Es importante prestar toda tu colaboración para ayudar tanto como sea posible.
  • Señalizar la zona. Puede suceder que lo que en principio era una colisión sin mayores inconvenientes, sin víctimas graves, cambie dramáticamente de un momento a otro al fallar la señalización del lugar del suceso. Los conductores que no están al tanto de que más adelante van a encontrar la escena de un accidente en progreso, pueden sumarse también como protagonistas del hecho. Así que es muy importante buscar la manera de advertir sobre el peligro en la vía a los demás usuarios de la carretera. Usar el triángulo de seguridad, colocar matorrales obtenidos de un costado del camino, o que personas usando un chaleco reflectante llamen la atención de los choferes… Cualquier método es útil y necesario para que no se produzcan nuevos accidentes que vayan a empeorar la situación.

¡Y ponte en contacto con un experto!

Abogados Accidente Moto. 3 palabras que semánticamente no se relacionan, pero que la vida nos enseña cuán íntimamente ligadas están. Porque si sufres lesiones debido a un accidente de motocicleta, si alguien de tu entorno familiar se involucra en un siniestro de este tipo, es necesario que converses sin demora con un abogado accidentede moto. Las consecuencias jurídico-económicas derivadas de un caso de accidente de moto no son para tomarlas a la ligera. El tema de las indemnizaciones, el asunto de la responsabilidad civil y penal, el impacto financiero, y todos las demás facetas de tan complicado inconveniente deben ser atendidas por un profesional que vele por tus intereses y te garantice la mejor defensa de tus derechos.

Si has tenido la desagradable experiencia de sufrir un accidente de moto, nuestra mejor recomendación es ¡busca la experta asesoría de un abogado de accidentes de motocicleta!

(305) 363-7855