Abogado De Accidentes De Auto Florida

Contrate un abogado de accidentes de autos en la Florida

El radiante Estado del Sol tiene atractivos extraordinarios para residenciarse, invertir y hacer negocios, estudiar, hacer turismo y disfrutar de la vida. Pero también tiene un costado no tan atractivo: Florida ostenta el nada halagador récord de poseer el índice más alto de accidentes de tráfico del país, de acuerdo con las cifras dadas a conocer por el Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de la Florida (Florida Department of Highway Safety and Motor Vehicles), según el cual se registraron 388.032 accidentes automovilísticos, durante el año 2017. Una cifra verdaderamente alarmante, que evidencia la altísima probabilidad -para floridianos y visitantes- de sufrir un accidente y resultar lesionados en cualquiera de las carreteras, calles o avenidas del este bonito estado.

Estas estadísticas causan intranquilidad, tanto en conductores, como en peatones y ciudadanos en general. Sobre todo cuando es residente o visitante frecuente de Miami y Broward, condados éstos que encabezan el ranking de accidentes de tránsito: en 2017 y según el organismo mencionado, el condado de Broward registró 40.324 choques de vehículos, en tanto que Miami fue el escenario de otros 63.157 accidentes de tráfico. ¡Solo en un año!

Entonces, el saber qué pueden hacer las víctimas de accidentes, cómo obtener indemnización por los salarios perdidos al resultar lesionado en un siniestro vehicular, cómo reclamar el pago de indemnizaciones a las compañías de seguro, quién pagará las facturas médicas, son interrogantes que a diario se le plantean a los abogados que ejercemos la materia, por quienes atraviesan el desagradable percance, o quieren prepararse para enfrentar algo así.

Por eso, siendo esta una firma de abogados que cuenta con expertos abogados de accidente, entendemos que lo más importante para cualquier persona, es sentirse a salvo. En buenas manos. Aquí exponemos 2 situaciones relacionadas con accidentes vehiculares, que suelen ocurrir. Veamos:

Accidente De Tránsito Con Lesiones Personales

Una consecuencia muy común de los accidentes automovilísticos, es el daño a las personas. Hablamos tanto de lesiones personales ocasionadas a pasajeros y conductores a causa de colisiones entre vehículos, como las derivadas de arrollamientos peatonales en la vía pública.

Supongamos que la víctima del accidente de tráfico es una persona que trabaja. Al resultar con lesiones graves y/o incapacitantes, deriva en una imposibilidad física para el desempeño de sus tareas; por ende, al estar inhabilitado para trabajar, no va a poder percibir su sueldo o remuneración habitual. En algunos casos, la persona pierde su empleo, lo que es aún mucho más grave.

Casos como el descrito, son tema frecuente de consulta por parte de nuestros clientes, a quienes les mortifica, no solo el problema del daño físico en sí mismo, sino el dejar de percibir sus salarios. Por lo tanto, les interesa saber si hay algo que puedan hacer al respecto, desde el punto de vista legal, para subsanar esta situación.

Y sí, efectivamente, hay acciones legales que se pueden activar en estos casos: la víctima inocente de un accidente de tránsito, que resulte lesionada de modo que impida su desempeño laboral, tiene derecho a solicitar el pago de lo que se conoce como compensación por salarios perdidos. Esta compensación se refiere a una cantidad de dinero equivalente al salario que habría pagado su empleador (de continuar ejecutando su trabajo para él), y es calculada desde el momento en que ocurrió el accidente y hasta haberse recuperado la persona por completo de sus lesiones físicas.

Una persona que haya resultado herida como consecuencia de un accidente de tránsito tendrá 3 opciones:

  • Solicitar la compensación por salarios perdidos a su propia compañía de seguros
  • Solicitarlo a la compañía de seguros del conductor causante del accidente
  • Introducir una demanda contra el conductor y/o la compañía aseguradora

Sea cual sea la opción, no crea que es tan fácil obtener buenos resultados, a menos que cuente con los conocimientos profesionales y la experiencia suficiente reclamando este tipo de indemnizaciones, tanto por la vía amistosa, como a través de la vía judicial. Súmele el estrés post traumático, la angustia de verse sin trabajo, las facturas médicas que se acumulan, y las cuentas que no dejan de llegar, y el resultado es una receta perfecta para perderlo todo, si la víctima (o sus familiares) tratan de encargarse del asunto por sí mismos, sin contar con una asesoría especializada.

Nuestra enfática recomendación: busque la ayuda de un buen abogado.

“Choqué mi carro, solo salió herido mi orgullo ¿y ahora?”

En este caso, hablamos de un accidente menor, sin lesionados y sin daños materiales a terceros. Sucede que esa tarde se tomó unos tragos de más, se distrajo conduciendo y chocó contra un objeto fijo, que no dañó. Su vehículo, por otro lado, ameritará de serias reparaciones. Usted posee una póliza de seguros al día, así que más allá del disgusto (y la resaca), no se preocupa demasiado por lo sucedido. La compañía de seguros estará feliz de indemnizarle, una vez le cuente lo que pasó ¿verdad? No es necesario hablar con un abogado… ¿O, sí lo es? ¿Está olvidando las copitas de más?

Verá. Con alcohol de por medio, o sin él, cuando se trata de indemnizar los daños causados en un accidente de tránsito, si hay algo que una compañía de seguros no está deseosa de hacer, es pagar. Ellas cuentan con profesionales bien entrenados para atender los casos de reclamaciones, ¡y son expertos en encontrar motivos para que no proceda el pago de tal o cual indemnización! Si usted piensa que obtener el pago del seguro es pan comido, y que no es necesario consultar un abogado especialista, que tenga suficiente experiencia como abogado de accidente de carros y muchos años reclamando indemnizaciones, está cometiendo un grave error. Y repercutirá en sus finanzas.

En Conclusión

El estar súbitamente inmerso en una intrincada maraña burocrática y legal, puede ser abrumador; particularmente cuando se experimenta una situación traumática, como en muchos casos de accidentes de carro y arrollamientos. Sean cuales sean las circunstancias, siempre se tratará un problema que va a poner a prueba sus nervios, su tranquilidad y su paciencia. Así que no se confíe. Por simple que parezca el asunto, por pequeña que sea la suma de dinero a reclamar, consulte un experto.

Nosotros brindamos una consulta gratis, para ayudar a encontrar soluciones y tomar las decisiones correctas. Si usted desea estar mejor informado, póngase en contacto hoy mismo con nuestros abogados. No deje que un accidente de carros le arruine la vida.

Call Now