Todas personas que hayan sido víctima de una lesión personal en Florida tiene el derecho de denunciar al culpable de los incidentes ocasionados. Muchos se retraen o no realizan inmediatamente la denuncia por desconocimiento de leyes, entre otras circunstancias. Así que para evitar que te quedes de brazos cruzados en este artículo te explicaremos cómo y cuándo denunciar lesiones personales y otras interrogantes que pueden ser útiles.

Cualquier daño físico, emocional o mental producido en una persona a consecuencia de otra se considera una lesión personal. Este es el término con el que se describe en la ley, el cual puede producirse de diversas formas. Pues pueden ser ocasionadas en accidentes de tránsito en autos o en motos, negligencias médicas, accidentes laborales y muchos otros.

Si eres habitante del estado de Florida y estás buscando la información necesaria para presentar una denuncia lo primero que debes hacer es contactar a un abogado de accidentes lo más pronto posible. Este le indicará todo lo que debe hacer para establecer una denuncia en algún tribunal del estado.

Aunque en Florida el periodo determinado para presentar una demanda como esta es válida hasta 4 añosdespués del día del incidente. Pero una vez que se haya sobrepasado este tiempo la ley impedirá la demanda a excepción de que se trate de un menor de edad. Por otro lado, no es recomendable demorarse en hacer un reclamo, ya que será muchísimo más difícil lograr hacer una buena recaudación de pruebas. Sobre todo, si se trata de un accidente con pocos testigos.

Por eso le recomendamos buscar la ayuda de un abogado lo más rápido posible. Es necesario consultar con un perito para que le explique las leyes, evalúe la magnitud de las lesiones personales y de esta manera determine el costo de la indemnización que usted debería recibir.

Una vez que usted ya hay aclarado todas sus dudas con un profesional y tenga las pruebas suficientes, es cuando  si podrá dirigirse al tribunal y establecer su demanda.

¿Qué se necesita para establecer una demanda de lesiones personales en Florida?

Si desea obtener una indemnización justa y razonable lo primero que debe incluir como requisito en su denuncia son las facturas médicas y un informe donde detalle todos los daños sufridos. Allí tendrá evidencia de todos los gastos que tuvo que hacer por la negligencia de un tercero.

En Florida se toma muy en cuenta las evidencias que prueben que el demando es culpable de los hechos por eso también necesitará testigos y cualquier otra evidencia posible. Si cree que no puede conseguir nada de lo antes mencionado no se preocupe, un abogado experto le ayudará a encontrar evidencias fácilmente.

Además si la persona fue gravemente lesionada al punto de impedirle continuar con su trabajo o sus estudios y de permanecer en tratamiento médico prolongado la indemnización deberá ser mucho mayor. Para ello deberá demostrar las pérdidas de salario o la pérdida total de su trabajo.

Cabe destacar que para que su caso sea contundente debe cumplir con los umbrales determinados. Estos umbrales se refieren a la evidencia de alguna pérdida significativa o permanente de su aparato motor, lesiones, cicatrices o muerte.

Indemnización de lesiones personales por accidentes automovilísticos

Si ha sido víctima de lesiones por un accidente automovilístico en donde el principal responsable fue un tercero, usted también tiene derecho a reclamar y recibir indemnización. En Florida los gastos por los daños o lesiones ocasionados por accidentes automovilísticos pueden cubrirse por compañías de seguro si usted no encuentra el culpable de los hechos. La indemnización puede ser de hasta 100.000 dólares o más.

En esas situaciones, como hemos explicado con anterioridad, se debe reunir primero con el abogado para certificar documentos y recaudar pruebas. Esta fase preliminar es un pilar primordial para que el caso logre ganarse con éxito. Como afectado de un accidente automovilístico, la persona debe recibir un chequeo médico completo. Además de que es requerido para el bienestar del mismo, se usa como base para un informe que los cuerpos policiales toman para el caso.

Posteriormente se debe hacer una pequeña investigación acerca del tipo de seguro que protege a la víctima. O, si bien, el tercero implicado pertenecía a alguna compañía que en sus políticas cubra todo tipo de percances, incluyendo lesiones por accidentes. En todo caso, se

En casos de que la compañía se rehusé a cubrir los gastos usted puede emitirle una demanda con la ayuda de un abogado experto. Solicite a través de una petición por derecho, la documentación de las clausulas correspondientes a su seguro.  Una vez más recalcamos el hecho de que será mucho más fácil esta situación si dispone de ayuda de una persona profesional con experiencia.

¿Cuánto cuesta contratar un abogado de lesiones personales?

A veces muchos se limitan a contratar un abogado por no contar con el dinero suficiente para ello. Pues muchos piensan que les resultará sumamente costoso o que sería un gasto extra además de los gastos médicos. Pero no es así. No necesariamente debes tener dinero para contratar uno porque la mayoría de los abogados pueden ofrecerte sus servicios sin pago adelantado.

Este tipo de servicio se basa en que tu caso puede ser tomado sobre una base de contingencia. Es decir que si el abogado logra ganar el caso podrán recibir un porcentaje de hasta 35% de la indemnización por sus servicios. En algunos casos usted deberá entregar un 40%, pero claro, eso depende de la complejidad del caso u otros factores externos.

Si ambas partes pueden llegar a un acuerdo, sin necesidad de ir a juicio, el caso suele ser mucho más reducido en cuestiones de costo. Es decir, no pagará un alto porcentaje de la indemnización por los servicios del perito de la ley. ¿Qué suele pasar esto a menudo? No mucho, pero si se tiene bastante habilidad para negociaciones, existe una posibilidad.

Sufrir de lesiones personales no es cualquier asunto que se debe resolver por sí solo, es importante hacer justicia y nadie más que un abogado puede asesorarte mejor con las complejas leyes de Florida.

Afrontar la muerte de un familiar es una situación extremadamente fuerte, se siente tristeza e impotencia y muchas veces rabia. ¿Qué sentirías en  caso de que la persona que has perdido fue víctima de negligencia en un accidente? Ciertamente, sentirás que todo ha sido injusto y muy repentino. A pesar de todo ello, debes considerar que la ley te ampara en el apartado económico, y puedes recibir indemnización.

Dicho esto, si una persona fallece a causa de negligencia de un tercero, durante un accidente de tránsito, la ley contempla que los familiares, conyugue o allegados tienen el derecho de recibir un aporte económico. La cantidad de aporte recibido dependerá de ciertos factores, como la edad de los perjudicados, y la relación (sanguínea o legal) que tuvieran.

Ciertamente, solo se tiene dicho derecho cuando se demuestra que el accidente no haya sido causado por la persona víctima. No obstante, sea o no la victima el culpable, los ocupantes del vehículo deben recibir su respectivo importe económico.

Cuando existía convivencia con la victima (conyugue o familiar)

Si la persona afectada era pareja estable del fallecido, es decir conyugue viudo, tiene derecho a recibir hasta 90.000 dólares. La cantidad suele aumentar si se cumplen algunas condiciones que aquí comentaremos a continuación, presta atención ya que son muy variadas las situaciones que se consideran para estos casos.

Durante una situación así, el conyugue tiene derecho a recibir indemnización de acuerdo a los años de convivencia que tuvo con el fallecido.  A partir de los 15 años, se puede reclamar 1.000 dólares extras por cada año. Si existían varias parejas, la indemnización se debe repartir en partes iguales sin excepción.

Por ejemplo, de acuerdo a la edad del viudo o viuda, suele aumentar la indemnización. Es importante saber que el tipo de indemnización es acumulable con otras, y además, no existe exclusión en alguna. Se aplican tanto para casos de conyugue viudo, o hijos y familiares.

En caso de que la persona que convivía con la víctima era familiar, también existen excepciones que pueden terminar en un mayor monto para la indemnización.  En caso de que el hijo de la víctima sea menor de 30 años, debe recibir un total de 35.000 dólares. De igual manera, si este fuera hijo único, se le deben sumar un 25% extra. En último caso, si el fallecido es nieto del perjudicado, y este era su único acompañante, el aumento es de hasta un 50%.

Adicionalmente, si en un accidente de tráfico ha ocurrido la grave tragedia de que dos progenitores pierdan la vida, el culpable debe de pagar un extra de hasta 70%.  De forma similar sucede cuando el fallecido se trataba del único progenitor del familiar. Si este, tenía una edad menor a 20 años, el monto aumenta en 50%, de lo contrario, los litigantes recibirán un 25% más.

En caso de que la víctima presente discapacidad intelectual, física o sensorial

Los familiares con discapacidad física, intelectual o sensorial son casos especiales en el proceso de obtener una indemnización. De acuerdo al tipo de discapacidad, se debe otorgar 5.000 dólares extra o más.

Depende del grado de discapacidad de la persona, el aumento en la indemnización. Para determinar esto, es necesario acudir a ayuda profesional médica. Este debe generar un informe, que será entregado por su abogado ante el juez.

El máximo de aumento será de un 75%, siempre tomando como base, daños o perjuicios personales básicos. Como mencionamos, cuando se maneja este tipo de casos, se pueden acumular montos, de acuerdo a una serie de características.

Como actúa la ley en caso de que la fallecida estaba embarazada

Otros elementos que son meticulosamente cuidados por la ley, si la fallecida estaba embarazada, los familiares y el conyugue deben recibir un aporte de acuerdo a la cantidad de semanas de gestación que tenía la criatura.

  • Cuando el embarazo presentaba menos de 12 semanas de gestación, la suma total es de 15.000 dólares.
  • En caso de que el embarazo ya estuviera en estado avanzado, con más de 12 semanas de gestación, el total es de 30.000 dólares.

¿Puede solicitar indemnización para los gastos de perjuicios patrimoniales?

La ley también contempla el cubrimiento de gastos de perjuicios patrimoniales, a causa del fallecimiento de la víctima. Esto incluye, desplazamiento, funeral y otros. El monto base para ello, es de 400 euros. Si usted considera que esto es muy poco, con la ayuda de un abogado de accidentes puede generar un documento justificativo en el que se especifiquen otros montos, por ende, la indemnización será mayor.

Si no se puede determinar qué tipo de perjuicio ha generado la muerte o fallecimiento de la víctima, entonces se traduce en un “Perjuicio excepcional”. Es allí cuando usted, va a recibir un aumento del 25%, respecto al monto de indemnización estándar o básica.

No deje que un tercero negligente arruine su viaje tras el volante

Los accidentes de tránsito pueden generarse a causa de múltiples factores, uno de ellos es mantener el estado de ebriedad (por consumo de bebidas alcohólicas) mientras se conduce. Adicionalmente, las distracciones como el uso del Smartphone o maquillarse tras el volante, no pueden ser ignoradas.

¡Es por ello que debes estar atento siempre con los ojos ante la autopista, otros automóviles y transeúntes! Una perdida fatal suele impactar para toda la vida a los familiares, incluso trayendo como consecuencia daños psicológicos. Si usted no ha sido el culpable, póngase en contacto con un abogado.

¿Por qué? Pues como hemos mencionado, si usted cuenta con un abogado, puede sobrellevar de mejor manera todos los trámites que amerita la situación. El perito en derecho, será su mano derecha para discutir en contra de las aseguradoras, que en la mayoría de los casos, pretenden no cubrir gastos por fallecimiento del implicado.

Como punto final, agregamos esto; y es que en gran medida que este tipo de aportes no significa menos dolor para usted; tampoco decimos que solucionará sus problemas. Sin embargo, será en cierta forma un grano de arena para tratar de sobrellevar asuntos económicos que le podrían acarrear su perdida.

(305) 363-7855