Los efectos de un accidente automovilístico suelen ser devastadores, incluso a niveles que la persona ignora la mayoría de los casos. No solo nos referimos a daños visibles, o tangibles (físicos), sino aquellos que, en gran medida afectan la psiquis de la persona. La mente es muy susceptible a sucesos fuertes, y por ello, un accidente no debe tomarse a la ligera. Hoy te daremos toda la información acerca del trastorno de estrés postraumático, luego de uno de estos sucesos.

Como en muchos casos, la persona suele ignorar que requiere de ayuda médica, tienden a tratar de sobrellevar el asunto sin percatarse de la gravedad de ello. Un trastorno de estrés postraumático suele afectar mayormente a los niños. Siendo posible así, que sus hijos no sean capaces de superar aun algún accidente ocurrido hace tiempo atrás. Con un poco de atención es fácil detectar los síntomas, aquí te los presentamos:

  • Ansiedad de forma recurrente y en situaciones que no lo ameriten.
  • Falta de apetito.
  • Pesadillas constantes (referentes al hecho sucedido).
  • Nerviosismo ante lugares donde anteriormente se desenvolvía con normalidad.
  • Su hijo evitará de cualquier forma charlas o situaciones relacionadas con accidentes, automóviles, o cualquier otro hecho similar.
  • Cambios repentinos en los estados de ánimo.
  • Dificultades en clase, tanto para el aprendizaje como para socializar con sus compañeros.
  • Apego exagerado a la figura paterna o materna.

El trastorno postraumático en su hijo puede ser tratado por un profesional

Si tu hijo ha presenciado un accidente lo bastante repentino y “crudo” de forma cercana, o incluso ha sido parte de él, es muy normal que no quiera estar en frente de una situación similar.

Es decir, es una respuesta normal, el tener temor luego de un accidente. Sin embargo si este tipo de comportamiento se presenta de forma prolongada (más de 1 mes), ya es necesario acudir a ayuda profesional.

En estos casos, el chico o chica va a recibir tratamiento que puede incluir fármacos. Dependiendo de la gravedad del trastorno, suelen aplicarse dosis de ansiolíticos o antidepresivos. Si el paciente ha tenido tratamiento de forma rápida, justo después del suceso automovilístico, posiblemente no se deba recurrir a este tipo de metodología.

Conocemos que los accidentes de tránsito no son juego. Si su familia o algún miembro de su círculo de amistades ha quedado traumado por uno de ellos, además de tomar la ayuda médica, usted debe consultar a un abogado de accidentes.

¿Por qué motivos mencionamos lo anterior? Todo debido a que si el accidente ha sido causado por descuido o negligencia de un tercero, dicho implicado tiene la responsabilidad de pagar toda consulta, tratamiento o terapia que su hijo requiera a causa del trastorno.

Otros métodos frecuentes para tratar este tipo de trastornos es con terapia cognitivo conducta. Aquí el paciente es sometido a un largo proceder que conlleva a explicarle que es lo que ha sucedido en el accidente automovilístico, y las razones por las que no debe superar ese pánico.  Los familiares jugarán un papel importante en el tratamiento.

Siempre que tu hijo presente al menos 3 de los síntomas que hemos presentado con anterioridad, y por un periodo mayor a 30 días, entonces es cuando debes urgentemente consultar con un experto.

Fuentes:

http://www.saludediciones.com/2016/06/28/el-trastorno-de-estres-postraumatico-la-cara-oculta-de-los-accidentes-de-trafico/

http://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-hijos-personas-traumatizadas-tienen-mas-riesgo-padecer-estres-postraumatico-20160902111916.html

https://www.drugs.com/cg_esp/trastorno-de-estr%C3%A9s-postraum%C3%A1tico-en-ni%C3%B1os.html

Cada vez que vas a conducir en un automóvil o motocicleta, o bien sea a caminar como peatones por las carreteras de Miami; se enfrentan grandes peligros aunque así no lo aparente. ¿Quieres saber cuáles son los más comunes? Hoy es momento de acotar una serie de información importante, para entenderlos y además, evitarlos.

Las carreteras de Miami han sido protagonistas de miles de accidentes de tránsito ocurridos por diversas situaciones. Los mismos han cobrado vidas de adolescentes en gran escala, así como de adultos y niños. Pues los peligros que acechan estas carreteras son principalmente causados por las infracciones de las leyes tránsito.

A pesar de que en Miami las carreteras se mantienen en un óptimo estado, existen peligros comunes que atentan contra nuestra integridad física. Algunas carreteras que se encuentran en esta ciudad pueden resultar peligrosas por su estructura. Es decir, por poseer grandes curvas, uniones de carreteras, entre otras. A pesar de esto, el gran peligro no radica allí.

Podemos ser víctimas de un accidente de tránsito o, ser provocados por nosotros mismos cuando no sabemos de las acciones arriesgadas que cometemos. Por otra parte podemos ser víctimas de un atropello  por la negligencia de otros conductores. Conozcámoslos más detalladamente a continuación.

Acciones peligrosas que causan accidentes de tránsito en Miami

Puesto a que existen diferentes acciones por parte de los conductores en la vía que pueden considerarse peligrosas, es de suma importancia que sepas identificar los riesgos que corres cuando eres conductor, peatón o pasajero. Las más comunes son:

  • Circulación en exceso de velocidades: Para los autos y motocicletas está establecido un límite de velocidad por las carreteras de Miami, pero hay muchos conductores que infringen esta ley. Dicho acto no solo pone en peligro la vida del conductor, sino también la de peatones, pasajeros y otros conductores en la vía.
  • Distracción mientras conduce: Es considerada una de las acciones comúnmente implicada en los accidentes de tránsito y gran fuente de preocupación por los funcionarios de tránsito. Se identifica cuando los conductores escriben mensajes de textos, comen, no están atentos hacia donde se dirigen, manipulan la radio, se maquillan o cualquier otra distracción mientras van conduciendo.

Otros tipos de acciones bastantes recurrentes, pero no menos riesgosas son:

  • No respetar las señales de tránsito.
  • No utilizar el cinturón de seguridad.
  • Circular bajo influencias del alcohol u otras drogas ilícitas.
  • Circular con un vehículo en malas condiciones electromecánicas.

Todos estos actos representan peligros comunes que conllevan a los accidentes. Por otra parte, también hay otras acciones peligrosas para los peatones en las carreteras que comúnmente ponen en peligro la vida de los mismos. Un claro ejemplo de peligro es cuando cruzamos carreteras donde no hay paso o semáforos de peatones o, cuando cruzamos una calle rápidamente sin considerar la distancia y velocidad de los autos que se aproximen.

Sin duda estos peligros a los cuales nos enfrentamos día a día por las carreteras de Miami son un gran problema. Pero la buena noticia es que podemos empezar a tomar medidas prácticas para mantener la seguridad en las vías. Para ello lo primero es: identificar los riesgos, evitar las distracciones mientras manejamos, y sobre todo cumplir con las leyes de tránsito establecidas.

Fuentes:

https://www.diariolasamericas.com/opinion/carreteras-la-muerte-n4123612

https://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article69929357.html

Conducir por un estacionamiento, se considera como algo relativamente fácil; encontrar un lugar y detener tu automóvil allí, ¿cierto?  Generalmente, los estacionamientos son lugares cerrados, y seguros. Por lo tanto, la mayoría se confía demasiado al conducir,  de forma que no toman precauciones.  No obstante, existe la posibilidad de que en dichos lugares, también sucedan accidentes. ¿Qué hacer en estos casos?  De este tema profundizaremos hoy, así que continúa leyendo y conoce los procederes y opciones.

Este tipo de accidentes suele ocurrir con bastante frecuencia, de hecho, mucho más de lo que podrías creer. La principal causa es el descuido del conductor; ya que como mencionamos, suelen confiarse demasiado. Utilizar el Smartphone, o incluso maquillarse mientras conduces en el parking del mal, es una distracción que podría culminar en choque o colisión.

Se ha demostrado que por ejemplo, en los Estados Unidos, el 10% de los accidentes en estacionamientos involucran personas entre los 18 y 24 años de edad.  Esto significa, que los adolescentes y personas con una mayor afición a distracciones en el volante, suelen tener mayor grado de incidencia.

En un estacionamiento también suelen ocurrir graves accidentes de atropellamiento. La mayoría sucede cuando el conductor va a aparcarse estando en reversa. Además, existe una mala práctica conocida como “estacionarse por oído o sonido”, consiste en que la persona confía plenamente en escuchar si se aproxima un auto utilizando solo su sentido auditivo. Este tipo de procederes ha conllevado a múltiples choques.

Qué hacer si usted es víctima o responsable del accidente en estacionamiento

Si usted ha chocado a otro vehículo, o por el contrario, este ha sido el culpable de los hechos, siempre debe verificar si se ha sufrido de daños físicos o en la propiedad. Posteriormente, debe contactar a las autoridades del local y de ser necesario, a un médico.  También debe ponerse en contacto con su compañía de seguros, siempre que usted haya contratado una póliza que cubra este tipo de accidentes.

En cualquier caso de este tipo de sucesos, se debe contactar a un oficial competente y con la autoridad para verificar la veracidad de los hechos. Ambas partes deben estar presentes, y si alguno de los implicados se ha dado la tarea de huir del lugar, podría luego lidiar con cargos extras ante la ley. Se debe firmar un documento con las declaraciones, y si se dispone de heridas o contusiones, también debe incluirse un informe médico.

Existe otro escenario en el que la persona que ha sufrido los daños por choque puede ser la responsable de ellos. Si, así como ha leído. Si dicho implicado ha conducido de forma irresponsable o incluso estando a pie, se le ha “lanzado” a su vehículo, tiene derecho a que se le reduzca en su totalidad o de forma parcial, la responsabilidad sobre los hechos.  Para ello, debe contar con testigos y otras pruebas que sirvan ante un juez. Un abogado de accidentes automovilísticos podría ser de gran ayuda.

Recuerde que no debe dejar persuadirse por su compañía de seguros. En múltiples ocasiones querrán que usted o los implicados del suceso, no reciban la indemnización acorde a los daños recibidos. Estamos hablando tanto de su auto, como por lesiones personales (heridas, raspones, contusiones). Preséntese junto con un buen abogado y discuta sobre lo que realmente usted merece. Un accidente en estacionamiento puede conllevar a serios daños físicos, y quizás su compañía querrá no pagar sus tratamientos médicos.

Fuentes:

https://garanley.com/accidentes-trafico/lo-que-debes-saber-sobre-accidentes-en-estacionamientos/

Call Now Button(305) 363-7855