Las 3 lesiones

Al estar tras el volante, no todo es color rosa. Las imprudencias de otros conductores, o factores como el uso de bebidas alcohólicas, fallos en el vehículo y otros, pueden provocar a que se genere un accidente de coche. ¡Es una realidad que no puede opacarse!

Las estadísticas hablan sobre los tipos de lesiones más comunes al momento de un accidente automovilístico, y aunque no es un tema suficientemente cómodo como para comentarse todos los días, sí que se debe tratar. Nosotros traemos hoy, con una estricta seriedad para ti, la lista de las 3 lesiones más comunes ocurridas en este tipo de situaciones.

Prosiguiendo, debemos comentar que aunque existan diversos sistemas de seguridad que pretendan minimizar lesiones, no son del todo perfectos. Entre ellos, los Sistema Antibloqueo o ABS por sus siglas en inglés, los clásicos cinturones de seguridad y bolsas de aire. Dependiendo del grado de la colisión, en un accidente automovilístico los daños sufridos pueden ser graves. Presta atención a la lista que presentaremos a continuación.

  1. Lesiones a nivel de la cervical o cuello

En casos donde el vehículo se traslada a grandes velocidades y se genera un impacto abruptamente repentino, se genera un efecto de inercia fortísimo. Como resultado, la columna vertebral, cuello, o cervical pueden sufrir de lesiones, ya que no son lo suficientemente resistentes ante tanta presión.

Este tipo de lesiones es bastante común, pero no por ello se deben considerar de menor riesgo para la salud. Por ello lo más recomendable es acudir de inmediato al médico, justo después de una colisión de automóviles. ¿Apenas sientes un dolor en el cuello? No lo tomes a la ligera, ya que podría ser un “latigazo cervical” y ser permanente.

Las lesiones de cuello pueden recibir tratamiento médico para acelerar su curación. Por ejemplo, con el uso de un collarín, o soporte del área con yeso. No obstante, si el impacto es extremadamente fuerte, lamentablemente puede causar la muerte de inmediato.

  1. Lesiones a nivel cerebral

Los grandes impactos a nivel craneal, pueden generar lesiones que van más allá de lo superficial. Existe una posibilidad de que un golpe de ese tipo genere lesiones cerebrales, inflamación o destrucción de sus células, y dejar a la víctima del accidente en un estado de salud sumamente grave.

Al igual que las lesiones a nivel de la cervical, los daños cerebrales pueden observarse horas o días después del momento del accidente. Dependiendo de su gravedad (que tanta zona o células han sido destrozadas) serán las consecuencias en la persona. Las lesiones leves pueden ocasionar pérdidas de memoria, lagunas mentales o trastornos del habla.

En casos de extrema gravedad, la victima puede quedar en coma, adquirir retraso mental o perder capacidades motoras y cognitivas. Debido a la complejidad del cerebro humano, no hay manera de recuperar las células dañadas por el accidente.

En este tipo de casos lo mejor es consultar a un abogado de lesiones cerebrales, quien ayudará en gran medida a obtener indemnización si alguno de sus familiares fue afectado, y el responsable es un tercero.

  1. Laceraciones y daños internos

Las heridas superficiales son extremadamente comunes en un accidente automovilístico. Raspaduras o cortadas algo más profundas que, si no se tratan a tiempo, pueden generar hemorragia (si es profunda) o en todo caso, infectarse.

En la mayoría de los casos son causadas por el vidrio roto por impacto o partes de la carrocería que al astillarse, pueden perjudicar seriamente a la persona.

En cuanto a las lesiones internas, incluyen perforaciones o hemorragias internas generadas por un impacto extremadamente fuerte. Este tipo de lesiones no se detecta tan fácilmente, por eso recalcamos nuevamente la necesidad de visitar a un médico justo después del accidente.

Uno de los síntomas más comunes, para su detección es dolor en el pecho o muscular. También pueden aparecer moretones repentinos, o sentir debilidad. ¡Atento ante cualquier aparición de estos!

Si usted o su familia han sufrido de algún accidente automovilístico, y todo fue por negligencia de un tercero, no deje de solicitar ayuda profesional de un abogado. Nuestro despacho en Miami tendrá la solución inmediata para su caso, logrando así que se hagan respetar sus derechos y que ningún conductor imprudente salga impune. ¡Contáctanos!

Call Now Button(305) 363-7855