22
Oct2018
lesiones por accidente

¿Qué pasa cuando hay lesiones personales en un accidente de tránsito?

Los accidentes de tránsito afectan a una gran parte de la población en Estados Unidos; y en ciudades como Miami, suele ocurrir más de 10.000 sucesos al año. En caso tal de que alguno de tus familiares haya sido víctima de un suceso de este calibre, entonces es momento de tomar tanto acciones médicas como legales. En nuestro artículo cubriremos ambos aspectos, y responderemos a la interrogante sobre ¿Qué pasa cuando hay lesiones personales en un accidente de tránsito?

En estos casos ocurren muchos errores; errores que pueden salir bastante perjudiciales ante una corte, para demostrar que usted ha sido la víctima. ¿Qué tipo de situaciones son estas? Desde que los hechos suceden se debe considerar un par de consejos. Por ejemplo, no moverse del lugar de los hechos, tomar pruebas audiovisuales y otros. Además, al momento de pedir una indemnización, la mayoría de las personas suele quedarse “cortas”, sin saber que tienen derecho a mucho más, según lo estipulado por la ley.

Lo primero que usted o sus familiares deben hacer es percatarse de que todos se encuentran bien. En nuestros diversos artículos siempre recalcamos el hecho de que se debe ir al médico por ayuda. Nuevamente, indicamos que es lo que debe efectuarse, pero también deben presentarse acciones legales contundentes. Usted debe realizar un reclamo, donde se justifique que requiere de un aporte económico, capaz de solventar todo daño o injuria que usted haya sufrido.

Las lesiones personales que hayan sido adquiridas por negligencia de un tercero, en un accidente de tránsito pueden ser cubiertas por un seguro de responsabilidad civil. Suele ocurrir que por falta de información, la indemnización que recibe la victima implicada,  no cubre en su totalidad a los cambios negativos en la calidad de vida.  En caso tal de que el conductor no formaba parte de alguna asociación o empresa, entonces la responsabilidad reside únicamente en este.

Debe determinar que tipo de seguro presenta usted o el tercero implicado para hacer un reclamo

Determinar si existe o no un seguro de por medio en este tipo de accidentes, es cuestión de que su abogado de choques realice la solicitud de un informe. Usted también puede hacerlo a través del llamado derecho de petición. Esta debe hacerse antes de los primeros 15 días hábiles de haber sufrido el accidente. Sin embargo esto resulta muy difícil, dado a que la mayoría de las aseguradoras cuentan con su propio bufete de especialistas en la ley.      

Luego de que haya determinado que existe un seguro, entonces su abogado indicará cual es el tipo de reclamo apropiado. Reclamos de terceros, es usualmente el que debe aplicarse, pero también existen reclamos de primera parte. Si debe reclamarse ante su propia aseguradora, se considera de primera parte y en caso de que el caso implique hacer un reclamo hacia la el seguro de alguien más.

Esto también depende en gran medida de qué lado usted se encuentre en los acontecimientos. Por ejemplo, en caso tal de que usted haya sido el causante de lesiones, debe realizar un reclamo de primera mano.

En adición, como mencionamos anteriormente, un accidente requiere de atención médica, y no solo para verificar que cada pasajero se encuentre bien. En estos casos, un informe detallando los daños que han sufrido es vital para que la policía y su abogado lo tomen como prueba. Es extremadamente vitalicio a la hora de determinar los montos reales por indemnización.

Considere además que resolver este tipo de casos toma tiempo; sin importar que cuente con un abogado o no (aunque este último le facilitará el proceso enormemente). Estamos hablando de fases que suelen durar meses; como en el caso de la primera fase, que suele ser la recaudación de pruebas. Se debe ser diligente para que el caso evolucione de forma satisfactoria. No debe alargarse los procesos, como certificación de documentos y otros.

Además, esto puede conllevar a una denegación del reclamo solicitado ante una aseguradora. Esta última podría apelar a que usted “tardó demasiado” en generar la solicitud y documentar las pruebas. Lo mejor es iniciar el proceso lo antes posible, y evitar futuros inconvenientes.

Luego de determinar si existe aseguradora debe realizarse un informe médico detallando los daños

No obstante, tampoco es recomendable apresurar las cosas. En un caso de accidente de tránsito, debe primero esperarse la evolución total de la víctima (o paciente, desde el punto de vista médico). De esta manera, se determinará exactamente cuáles son las consecuencias, y no solo a nivel físico, sino también psicológico.  Si se toma todo a la ligera, podría indicarse en el reclamo daños que están en plena evolución, y que no corresponden a la realidad en la vida de la víctima.

Dentro de los accidentes de tránsito, existen diferentes tipos de lesiones personales. Las más comunes se refieren a contusiones, torceduras, esguinces o fracturas. Una buena indemnización es aquella que cubre el tratamiento desde el mismo día que se ha sufrido la tragedia, hasta que se tiene total recuperación del mismo. Además, abarca días laborales perdidos, basándose en un cálculo salarial y otros aspectos como tratamientos postraumáticos a largo plazo.

¿Qué clase de daños físicamente hablando pueden ocurrir en un accidente de tránsito? Las estadísticas han demostrado que la mayoría sufre lesiones musculares, contusiones o esguinces. Es un error el no acudir a examen médico, por no “notar a simple vista las lesiones”; es bien sabido que muchos daños suelen ser internos e incluso conllevar a una hemorragia.

Las secuelas o daños permanentes juegan un papel importante en el cálculo de la indemnización. Si la victima presenta dolor residual, incapacidad crónica motora, intelectual o sensorial, se debe considerar un baremo que califica del 1 al 100 el tipo de secuela. De acuerdo a su gravedad, el abogado notificará en la documentación los nuevos términos del reclamo. Por ende, como mencionamos no es útil realizar este tipo de caso bajo apuros.

Dicho todo lo anterior, recomendamos que ante cualquier duda, lo mejor es consultar con un abogado con experiencia; la mayoría de las consultas suelen ser gratuitas, así que no te preocupes. Esperamos que este artículo haya sido de suma utilidad para usted o sus familiares, en momentos de atravesar un accidente automovilístico.  ¡No deje que se pisoteen sus derechos!

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.
(305) 363-7855