23
Aug2018
accidentes en el hogar

Como prevenir accidentes en el hogar

Accidentes en el hogar

En el hogar siempre encontramos la felicidad, paz y sobre todo mucha tranquilidad. Sin embargo hay que ser conscientes de que es un escenario en donde los accidentes pueden surgir. Si, así es, y es que un gran porcentaje de ellos sucede justo donde menos lo esperabas.  En nuestro artículo te ayudaremos a prevenir los accidentes caseros más comunes.

En la ducha, con objetos punzantes o escaleras, es donde posiblemente tengas un alto riesgo. Además, objetos supuestamente inofensivos podrían ser causante de severos daños a infantes.  La mejor forma de evitar tener que pasar una mala experiencia, es siendo precavido.

Si usted tiene niños debe conocer los riesgos de accidente. Por ejemplo, niños de 1 a 7 años tienden a introducir sus dedos en los tomacorrientes. Consecuentemente recibirán altas descargas eléctricas; cosa que puede evitarse comprando protectores que los cubran. También es importantísimo siempre mantener vigilados a los niños.

Evitando caídas o resbalones

Prosiguiendo; debes saber que el uso torpe o descuidado de escaleras pueden acarrear tragedias. A primera instancia, el suelo resbaloso o la falta de barandas de seguridad suelen parecer inofensivos. No obstante un resbalón o caída puede traer como consecuencia, lesiones personales graves. Entre ellas, podemos destacar daños a la cervical, fisuras craneales o daños cerebrales, e incluso la muerte.

  • Utiliza alfombras, evitando así tener superficies resbalantes en casa.
  • No camines en zonas mojadas o húmedas sin utilizar calzado anti resbalante (si es posible utilízalo en la ducha o cuando realices limpieza semanal).
  • Mantén el suelo de tu hogar totalmente libre de objetos u obstáculos.

Evitar accidentes por quemaduras

Adicionalmente a todo esto, las estadísticas han demostrado que el mayor número de accidentes en el hogar es de naturaleza ígnea. Es decir, individuos de temprana o mediana edad que hayan sufrido quemaduras o lesiones por fuego, y no hablamos necesariamente de incendio. La estufa en la cocina, una plancha mal colocada o el fumar dentro de los recintos del hogar, eleva considerablemente la tasa de incidentes. Un descuido podría generar un incendio o quemaduras de tercer grado.

Para evitar daños por fuego, considera no dejar planchas encendidas, o telas, papel y material inflamable cerca de fuentes de calor. Además, el uso de alarmas de humo es muy recomendable. Cuando ocurra algo imprevisto, no pierdas la calma y llama o acude a un centro médico para recibir asistencia de inmediato.

En modo general, hemos armado una lista bastante útil de prevenciones que puedes tomar para evitar pasar malos ratos. Tenlas en cuenta:

  • Siempre supervisa lo que tus hijos están haciendo, sobre todo si se tratan de pequeños de 1 a 7 años.
  • No dejes encendido aparatos electrónicos mientras no estás en casa.
  • No manipules aparatos descalzo o mojado.
  • Las hornillas o estufas deben estar apagadas si no la vas a usar. Además, no acerques objetos inflamables a ellas.

Como evitar intoxicaciones accidentales en el hogar

Los accidentes no solo se limitan a golpes por caída, o daños por quemadura o electrocución. También existe el riesgo de que en tu hogar algún miembro de tu familia sea víctima de intoxicación, ¿Cómo? Pues por descuido o ignorancia al usar medicamentos, o incluso productos que parecen inofensivos a simple vista (como pegamento o pinturas). Un ejemplo claro de este suceso, se puede observar cuando se ha efectuado una fumigación.

No se debe poblar las habitaciones si se ha recurrido a servicios de fumigación o si se acaba de realizar trabajos de pintura en alguna de ellas. Siempre que algún miembro de la familia sufra de asma, o disfunciones respiratorias, tenga a la mano un nebulizador. Por otro lado, siempre verifique la fecha de caducidad de los alimentos o si estos contienen alguna sustancia a la que usted o alguno de sus allegaos es alérgico (gluten, por ejemplo).

Nuestras últimas recomendaciones son las de esconder objetos puntiagudos o punzantes del alcance de niños. Esto incluye tijeras, cuchillos, herramientas de corte y otros. Además, armas de fuego, o cualquier otro tipo de elemento que pueda ser usado para defensa propia, debe ser guardado en lugares donde solamente usted conozca que están. No permita que el descuido sea propicio para una tragedia.

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.
(305) 363-7855