13
Sep2018
estrés postraumático

¿Su hijo tiene trastorno de estrés postraumático después de un accidente automovilístico?

Los efectos de un accidente automovilístico suelen ser devastadores, incluso a niveles que la persona ignora la mayoría de los casos. No solo nos referimos a daños visibles, o tangibles (físicos), sino aquellos que, en gran medida afectan la psiquis de la persona. La mente es muy susceptible a sucesos fuertes, y por ello, un accidente no debe tomarse a la ligera. Hoy te daremos toda la información acerca del trastorno de estrés postraumático, luego de uno de estos sucesos.

Como en muchos casos, la persona suele ignorar que requiere de ayuda médica, tienden a tratar de sobrellevar el asunto sin percatarse de la gravedad de ello. Un trastorno de estrés postraumático suele afectar mayormente a los niños. Siendo posible así, que sus hijos no sean capaces de superar aun algún accidente ocurrido hace tiempo atrás. Con un poco de atención es fácil detectar los síntomas, aquí te los presentamos:

  • Ansiedad de forma recurrente y en situaciones que no lo ameriten.
  • Falta de apetito.
  • Pesadillas constantes (referentes al hecho sucedido).
  • Nerviosismo ante lugares donde anteriormente se desenvolvía con normalidad.
  • Su hijo evitará de cualquier forma charlas o situaciones relacionadas con accidentes, automóviles, o cualquier otro hecho similar.
  • Cambios repentinos en los estados de ánimo.
  • Dificultades en clase, tanto para el aprendizaje como para socializar con sus compañeros.
  • Apego exagerado a la figura paterna o materna.

El trastorno postraumático en su hijo puede ser tratado por un profesional

Si tu hijo ha presenciado un accidente lo bastante repentino y “crudo” de forma cercana, o incluso ha sido parte de él, es muy normal que no quiera estar en frente de una situación similar.

Es decir, es una respuesta normal, el tener temor luego de un accidente. Sin embargo si este tipo de comportamiento se presenta de forma prolongada (más de 1 mes), ya es necesario acudir a ayuda profesional.

En estos casos, el chico o chica va a recibir tratamiento que puede incluir fármacos. Dependiendo de la gravedad del trastorno, suelen aplicarse dosis de ansiolíticos o antidepresivos. Si el paciente ha tenido tratamiento de forma rápida, justo después del suceso automovilístico, posiblemente no se deba recurrir a este tipo de metodología.

Conocemos que los accidentes de tránsito no son juego. Si su familia o algún miembro de su círculo de amistades ha quedado traumado por uno de ellos, además de tomar la ayuda médica, usted debe consultar a un abogado de accidentes.

¿Por qué motivos mencionamos lo anterior? Todo debido a que si el accidente ha sido causado por descuido o negligencia de un tercero, dicho implicado tiene la responsabilidad de pagar toda consulta, tratamiento o terapia que su hijo requiera a causa del trastorno.

Otros métodos frecuentes para tratar este tipo de trastornos es con terapia cognitivo conducta. Aquí el paciente es sometido a un largo proceder que conlleva a explicarle que es lo que ha sucedido en el accidente automovilístico, y las razones por las que no debe superar ese pánico.  Los familiares jugarán un papel importante en el tratamiento.

Siempre que tu hijo presente al menos 3 de los síntomas que hemos presentado con anterioridad, y por un periodo mayor a 30 días, entonces es cuando debes urgentemente consultar con un experto.

Fuentes:

http://www.saludediciones.com/2016/06/28/el-trastorno-de-estres-postraumatico-la-cara-oculta-de-los-accidentes-de-trafico/

http://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-hijos-personas-traumatizadas-tienen-mas-riesgo-padecer-estres-postraumatico-20160902111916.html

https://www.drugs.com/cg_esp/trastorno-de-estr%C3%A9s-postraum%C3%A1tico-en-ni%C3%B1os.html

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.
(305) 363-7855