Abogados De Lesiones Personales

¿Cuándo es necesario consultar a un abogado de lesiones personales?

El abogado de lesiones personales es el profesional a consultar cuando usted, o un ser querido, ha sufrido un daño como consecuencia de un resbalón y caída, si ha salido herido en un accidente de tránsito, o si se ha lastimado en un accidente de trabajo. También si se ha lesionado haciendo uso de un artefacto o mecanismo, si ha sido atacado por la mascota de alguien, o si se ha enfermado luego de consumir alimentos en algún establecimiento. Si usted ha sido víctima de algún accidente o si usted ha sufrido algún contratiempo que le causó un trastorno a su salud, heridas o trauma emocional, busque un buen abogado de accidentes lo antes posible. Es muy probable que en casos como los mencionados, sea usted una víctima inocente y, por lo tanto, goce de la protección de la ley. En otras palabras, la ley le otorga ciertos derechos, como el derecho a recibir una compensación económica por los agravios sufridos (o la famosa indemnización por daños y perjuicios). Un buen abogado de lesiones personales está preparado para analizar su caso, confirmar si existen acciones y derechos a su favor que puedan y deban ser ejercidos y -en definitiva- proporcionarle la mejor protección a sus derechos e intereses.

¿Cuáles son los tipos de lesiones que pueden dar motivo a una indemnización?

Partiendo de que el concepto general de lesiones personales es sumamente amplio, pues para efectos legales se trata de cualquier daño infligido a una persona, ya sea de índole física o emocional, acaecido como consecuencia de un hecho fortuito o culposo (accidente) o intencional (doloso) y sin que la víctima sea legalmente responsable de ello, son muchos y diversos los tipos de lesiones que pueden resarcirse mediante el pago de una suma de dinero. Cuando hablamos de lesiones personales normalmente pensamos en accidentes automovilísticos catastróficos, lo que ejemplifica muy bien el tipo de casos que se consideran como generadores de acciones legales y con posibilidad de ser indemnizados por parte del responsable o de su aseguradora. Pero, para su mejor comprensión, considere que las lesiones personales o agravios se ubican en uno de estos 3 grandes grupos:

  • Agravios causados por negligencia: se ocasionan por descuido o falta de atención del agente generador
  • Agravios causados con intención o dolo: son los infligidos a la víctima teniendo el agente responsable conciencia de la agresión
  • Agravios derivados de la responsabilidad objetiva: que es una responsabilidad impuesta por ley sobre un ente o persona, independientemente de su participación en el hecho.

De manera que, sea cual sea el origen de las lesiones personales, si usted es una víctima inocente tiene derecho a obtener una indemnización. Su abogado de lesiones personales le dirá con certeza si ese es su caso, le dará una estimación del monto que deberá esperar recibir, y le señalará la mejor estrategia para conseguirlo.

¿Un abogado de lesiones personales es indispensable para obtener una indemnización?

No, realmente su participación no es indispensable para obtener una indemnización por parte de la compañía de seguros, o de la persona o ente responsable del agravio. Sin embargo, en la práctica la experiencia nos demuestra -una y otra vez- que las empresas de seguros tienden a sufragar cantidades de dinero significativamente inferiores, cuando se trata de víctimas que hacen la reclamación por sí solas; es decir, sin la intervención de un profesional del derecho. Ello en comparación con las cuantiosas sumas de dinero que son, efectivamente, obtenidas por expertos abogados especialistas en lesiones personales, cuando hacen la correspondiente reclamación en representación de sus clientes.

Esto ocurre por varios motivos, entre los cuales podemos destacar:

  • La premura o necesidad que tiene la víctima por recibir cualquier suma de dinero, lo que es aprovechado por ciertas aseguradoras para ofrecer indemnizaciones absurdamente pequeñas;
  • El desconocimiento de qué tan alta puede ser la cantidad que podría recibir la víctima como indemnización;
  • El desconocimiento de otras formas adicionales de compensación a las que puede tener derecho (como el pago de los salarios dejados de percibir);
  • El estrés, el temor, el cansancio y el deseo de dar por concluido el proceso de reclamación, recibir el cheque y retornar a sus ocupaciones habituales tan pronto como sea posible; y
  • El no animarse a ir a juicio por temor, o por no estar al tanto de que se puede acudir a la vía judicial si no es satisfactoria la cantidad ofrecida por la compañía de seguros.

Cuando un abogado de lesiones personales competente está a cargo de las reclamaciones, bien sea ante el agente causante del daño o ante su compañía de seguros, usted puede tener la certeza de que va a obtener para su cliente una compensación -más que satisfactoria- justa, y muy por encima de lo que habría conseguido obrando sin su intervención profesional.

Un abogado será su mano derecha no solo para obtener indemnización, sino que coordinara su caso y le guiará a usted durante todo el proceso. Recuerde que la mayoría de las compañías disponen de asesoría legal de su parte. Esto quiere decir que puedes estar seguro que harán hasta lo imposible por encontrar cualquier “vacío legal” que le permita pagarle menos de lo que usted merece por daños o agravios personales.

Además el abogado es perito en conocer los montos exactos en el proceso de reclamación. Es cierto que existen herramientas online como “calculadores de acuerdos de lesiones personales”, pero en gran medida no será igual, ya que no incluyen todas las variables en juego. Un caso incluye mucho más que solo calcular daños, también se debe analizar su sufrimiento, los daños físicos y el grado que usted pueda tener de responsabilidad.

Este último aspecto es importante de conocer. Por ejemplo, si ha habido un resbalón por causa de que una compañía no haya colocado las indicaciones o carteles necesarios, su responsabilidad es del 100%. Sin embargo, si el litigante si fue advertido en una zona resbalosa y de igual manera se trasladó en dicha superficie, la responsabilidad de la contraparte se reduce.

Formas adicionales de compensación que puede gestionar el abogado de lesiones

Hay perjuicios que ameritan el pago de una indemnización que incluye algunas o todas estas formas de compensación por gastos y pérdidas:

  • Gastos médicos y hospitalarios
  • Salarios dejados de percibir
  • Pérdida de ganancias netas y futuras
  • Gastos médicos futuros: Son permitidos si el demandante demuestra que él o ella necesitará atención médica continua por acto injusto del acusado
  • Dolor y sufrimiento, físico, mental y emocional, temporal o permanente

Todas estas formas de compensación se calculan en dinero y pueden acumularse; por supuesto, dependiendo de cada caso en particular. Su abogado de lesiones le orientará sobre cuáles tipos de indemnización proceden en su situación individual, y de acuerdo con el lugar en donde se produjeron los hechos. Sí, el lugar es importante, porque cada jurisdicción tiene sus peculiaridades normativas.

En Miami, por ejemplo, opera una disposición jurisprudencial que se conoce como la regla de la fuente colateral (o de las fuentes colaterales), según la cual no se puede oponer en un juicio de reclamación de daños personales ninguna cantidad de dinero que ya haya sido sufragada por un tercero a favor de la víctima, como lo sería su propia compañía aseguradora o la empresa con la que tiene contratado un plan de cuidados a la salud. Desconocer este beneficio es un error en el que puede incurrir alguien que no goce de buena asesoría legal.

¿Cuánto cuesta contratar un abogado de lesiones personales?

En este tipo de situaciones donde usted ha sido afectado por negligencia, o culpa ajena, y requiera de ayuda profesional, debe tener en consideración que el costo de cada caso suele variar. No se preocupe, solo deberá realizar el aporte económico cuando reciba indemnización. Si la contraparte gana ante un juez, usted no deberá realizar ningún tipo de pago. ¿Cuánto es el pago? Depende.

Si se realza una disputa judicial ante una corte, deberá entregar un 40% de lo que haya recibido como indemnización. Por otro lado, si tan solo se ha tenido que llegar a un acuerdo con la contraparte o la aseguradora, usted tendrá que desembolsar al menos un 30% de lo obtenido. Sin embargo, esto depende sustancialmente del bufete de abogados que contraste y la complejidad de su caso.

¿Cuáles son las etapas de un caso de lesiones personales?

Como todo proceso legal, en un caso de lesiones personales se debe prestar atención a las múltiples etapas que lo componen. El abogado, debe reunirse con el litigante en pro a conocer las causas de acciones o los motivos reales que le llevar su caso ante un tribunal. En consecuencia, se deben analizar documentos, pruebas (fotos, videos, testigos) y elementos clave para constatar que realmente existe la fortaleza como para iniciar un proceso de demanda. Una vez se haya organizado todo, se procede a las etapas de alegato, descubrimiento y

  • Etapa de Alegato

    : la primera etapa de un caso es denominada Alegato. Es ahí donde después de haber constatado los motivos del litigante, el abogado procede a presentar la queja o demanda ante un juez. No solo se debe indicar los motivos de la acción, sino también constatar lo quese pretende adquirir una vez ganada la demanda (indemnización por perjuicios, pago de propiedades, o cualquier recompensa que su abogado considere pertinente luego de un análisis).

En esta etapa también se le notificará a la contraparte que es parte de un proceso legal. También es ahí donde las compañías de seguro o el demandado presentarán su propio alegato. Una vez que ambas partes han finalizado el proceso, prosigue la siguiente fase.

  • Etapa de descubrimiento:

    En esta etapa el demandante dispone de tiempo suficiente como para probar sus alegaciones. Esto implica reunir las pruebas, hacer interrogatorios y otros procederes que disponga el propio juez. A su vez, la contraparte presentará sus pruebas.

 

  • Mociones previas al juicio:

    Ambas partes escogen que debe excluirse como evidencia, o solicitar aplazamientos, ya que posiblemente no hayan tenido suficiente tiempo como para reunir evidencia.

  • Fase de arreglos o pláticas para acuerdos:

    Antes de un juicio por lesiones personales, o cualquier otro tipo de juicios, ambas partes pueden platicar para lograr así un acuerdo. Recuerde que no se deben negociar sus derechos, no confunda los términos. En esta fase solo se acude en caso de que las condiciones estipuladas por el litigante y el demandado, son claramente justas.

  • Juicio:

    Durante el juicio se exponen las pruebas, y su abogado tendrá que demostrar con todas las herramientas que le confieren sus años de estudio y manejo de las leyes, que usted o su cliente tiene la razón. Se debe demostrar que usted tiene derecho a recibir compensación por daños, y su contraparte tratará de demostrar lo contrario o, como mencionamos con anterioridad, de reducir su responsabilidad en cuanto a los hechos.

  • Veredicto:

    El juez dictará un veredicto en el que se determinará quien de las dos partes del juicio serán los responsables. Además, se indicarán los montos que deba pagarse u condiciones que deba cumplir el culpable.

  • Apelación:

Si usted y su abogado consideran que el veredicto no ha cumplido con lo estipulado con la ley, y considera que dispone de mayor evidencia para demostrar que la contraparte es responsable de daños, puede declarar una apelación. Aquí debe demostrar que la sentencia no tiene base legal, y además demostrar pruebas extras que lo ayuden a obtener una decisión a favor suya, por parte del juez.

¡Déjese ayudar por los expertos!

No permita que las lesiones personales que usted o su ser querido sufrieron lo afecten más allá de lo inevitable. No deje pasar la oportunidad de obtener la más justa compensación por su pérdida y sufrimiento. Para ello, confíe en el profesionalismo, la aptitud y experiencia de un abogado de lesiones personales. Si usted está en Miami o cualquier otro lugar de la Florida, puede ser atendido por nuestros abogados, quienes están dispuestos a escucharle, y -junto a usted- trazar la mejor estrategia para lograr la máxima indemnización posible que compense, tanto su sufrimiento físico y emocional, como los perjuicios económicos asociados.

La mayoría de los abogados ofrece asesoría gratuita, lo cual involucra estudiar su caso y determinar cuál será la mejor manera de abordarlo. Además, recuerde que un caso de lesiones personales debe de atenderse en un plazo de 15 a 30 días. No debe esperar más de ese plazo, ya que sus pruebas podrían quedar totalmente invalidadas. Póngase en contacto de forma rápida con un experto de la ley y así solventará tu caso.

(305) 363-7855