Indemnización por accidente de tráfico: Las nociones elementales que toda persona precavida debería conocer

Tener un accidente de tránsito es algo por lo que nadie desea pasar, pero lamentablemente es una amenaza que se cierne sobre prácticamente toda persona en casi cualquier lugar del mundo. En el momento más inesperado usted o un familiar podría verse envuelto en un accidente de tráfico y enfrentado a sus consecuencias, que pueden ser tan inocuas como que el accidente no llegue a ocasionarle ni un solo rasguño, o tan terribles como para costarle la vida.

Lo cierto es que son pocos los accidentes de circulación que no causan daño. De hecho, lo más común es que alguien resulte perjudicado. Y cuando el accidente ocasiona daños, ya sea a objetos o a personas, trae aparejadas ciertas consecuencias jurídicas. Como el nacimiento (para la víctima) del derecho a obtener una cantidad de dinero por causa del perjuicio:

Esto es lo que se conoce como indemnización por accidente de tráfico.

Para entender estas nociones, lo primero usted debe saber es que:

La indemnización por accidente de tráfico es una figura jurídica que surge en razón de la existencia de un perjuicio ocurrido por causa del accidente de tránsito, bien que éste le sea ocasionado directamente a la víctima en su integridad física, en su salud o en sus capacidades (lesiones personales, muerte, traumas), o bien que el daño se produzca en un bien u objeto de su propiedad (su vehículo, por ejemplo).

En segundo lugar, usted debe comprender que la indemnización tiene como propósito el restaurarreponerresarcir compensar la pérdida o agravio sufrido por la víctima (materializado o a futuro), en su integridad física o en su patrimonio, mediante el pago de una cantidad de dinero que se supone sea equivalente a la magnitud del perjuicio sufrido. Por ello se habla de “justa indemnización”: porque debe suponer una compensación por la pérdida sufrida y porque no debe ser ni inferior ni superior en valor equivalente a los perjuicios que pretende compensar.

En otras palabras,

Toda víctima inocente de un accidente de tránsito tiene derecho a obtener una justa indemnización por el perjuicio que le ha sido infligido

Y en tercer lugar, sabiendo que si un accidente de tránsito ha ocasionado algún perjuicio, la víctima o su representante, según el caso, tiene derecho a recibir una compensación de tipo económico, lo próximo que debe usted tener en claro es ¿qué es lo que se considera perjuicio, a los efectos de dar nacimiento al derecho a obtener una justa indemnización?

Pareciera que la respuesta es obvia, pero la realidad es que no siempre lo es y esto es algo que hemos aprendido a lo largo de nuestra larga experiencia desempeñándonos como abogados de accidentes de tráfico: no podemos nunca dar por sentado que todos dominan ciertos conceptos legales, aunque para nosotros resulten elementales.

Entonces, ¿qué es lo que se considera perjuicio, a los efectos de dar nacimiento al derecho a obtener una justa indemnización? Recordemos que el suceso (llámese colisión, arrollamiento, volcamiento, etc.) debe haber causado algún daño a un tercero que no es el responsable de producir el accidente.

Si no existe ningún daño a una víctima inocente, no hay nada que indemnizar

Para ilustrarlo, pongamos como ejemplo una colisión que se dio entre dos vehículos, debido a que el conductor de uno de ellos no respetó el semáforo. El conductor inocente ha terminado con un brazo fracturado y su automóvil averiado. En tal situación, no es difícil deducir que ambos tipos de daño (físico y patrimonial) hacen nacer para la víctima el derecho a reclamar una indemnización que compense los perjuicios sufridos.

¿Es obvio, verdad?

Bien, entonces tenemos una víctima con el brazo fracturado y su automóvil destrozado. Uno de ellos es un daño personal y el otro es un daño patrimonial. Sabemos que al haber sido ocasionados por el manejo imprudente de otro conductor, tiene que haber algún tipo de indemnización para la víctima inocente. Entonces, quizás una pregunta más concreta sería ¿qué es lo que se va a indemnizar? ¿Será que hay algún índice o tabulador que liste conceptos como “brazo fracturado” y “auto destrozado”? Pues, no; no lo hay. Y eso nos conduce al último concepto a tratar en esta ocasión…

…¿qué es lo que se toma en cuenta para calcular la indemnización?

Básicamente se han de tomar en cuenta las cantidades de dinero que la víctima se verá obligada a sufragar como consecuencia directa de los daños sufridos.

Sigamos con el ejemplo que usamos antes, pero ahora analicémoslo en detalle:

‟Alfredo” conduce su automóvil para ir a trabajar. Al atravesar una intersección, es embestido por el automóvil de “Federico” quien no respetó la luz en rojo del semáforo. Alfredo termina con traumatismos generalizados y un brazo roto; su carro, por otra parte, tuvo que ser remolcado a causa de los daños. Alfredo no pudo ir a trabajar y fue llevado a la emergencia de un hospital para ser atendido por sus lesiones. Ahora tiene facturas por servicios médico-hospitalarios, exámenes, medicamentos, tratamientos, y honorarios médicos que pagar.

Según los médicos, tiene lesiones temporales que eventualmente sanarán. Sin embargo, le producen una incapacidad temporal para el desempeño de su trabajo y actividades esenciales y cotidianas. Si no trabaja, no recibirá el salario correspondiente. De hecho, su jefe decidió que no esperará por su recuperación, así lo ha despedido.

Por si fuera poco, debe pagar los costos de remolcar su vehículo, de recuperarlo del estacionamiento adonde fue llevado, y luego llevarlo a un garaje mecánico, adquirir refacciones, pagar la mano de obra… Si no gana dinero, se acumulan facturas que de otro modo pagaría de modo normal…. La lista de gastos y de complicaciones crece y crece…

Pues bien, la suma de todos esos valores es, precisamente, la cantidad que va a determinar el monto de la indemnización que deba exigirse. ¿De acuerdo?

Entender estas nociones ayudará a quien ha sufrido un accidente a obtener una justa indemnización, en lugar de perder mucho dinero. Pero no olvide que solo un experto en casos de accidentes de tránsito puede brindarle la asesoría completa y precisa que amerita. En DLE LAWYERS estamos para servirle, comuníquese con nuestros abogados.

(305) 363-7855